Skip links

AJO CONTRAINDICACIONES

contraindicaciones del ajo

Contraindicaciones del ajo

El ajo es un alimento con grandes beneficios y también con algunas contraindicaciones. Lo primero que debe saber es que el ajo produce mal sabor y olor bucal, además cuando su consumo es excesivo también puede provocar mal olor corporal.

El consumo de ajo debe evitarse cuando la persona tiene un estómago sensible o presenta gastritis, acidez estomacal, pénfigo o problemas de hígado que afecten su funcionamiento.

El ajo no debe combinarse con medicación anticoagulante, para la diabetes o para la hipertensión. En el caso de los anticoagulantes puede aumentar el riesgo de una hemorragia; en cuanto a los niveles de azúcar puede disminuir en exceso los niveles de glucosa y para quienes toman medicación para la hipertensión les puede bajar mucho la tensión arterial.

Tampoco se debe consumir mientras se llevan a cabo tratamientos del VIH, pues el ajo reduce la efectividad de estos fármacos. Otros de los medicamentos con los que puede interferir son el acetaminofén, la ciclosporina, la Warfarina, la aspirina, el ibuprofeno, el diclofenaco y el naproxeno.

Hay algunos suplementos de plantas naturales con los que tampoco debe consumirse el ajo, entre ellos están el clavo, el castaño de indias, el ginkgo, el anamú, la cúrcuma, el trébol rojo, la corteza de sauce, la garra de diablo y el jengibre.

Otros de los casos en los que no debe consumirse ajo es en personas que sean alérgicas a este alimento, a quienes hayan tenido recientemente cirugías y en los niños y bebés.

Efectos secundarios del ajo

El consumo de ajo en pequeñas dosis no genera efectos secundarios. No obstante, cuando se consume excediendo las recomendaciones pueden darse efectos secundarios como náuseas, acidez, vómitos, diarreas, flatulencias, sangrado nasal, sangrado de las encías, quemaduras de la boca, sudoración, dolor de cabeza, irritación en la piel, hinchazón y picor dermatológico.

Contraindicaciones del ajo en la mujer

El ajo puede afectar el efecto de medicamentos como las píldoras anticonceptivas cuando se consume en exceso. Las mujeres que usan esta forma de planificación deben consultar un médico antes de someterse a un tratamiento con ajo.

En el embarazo se puede consumir ajo de forma moderada, pues se conoce de sus beneficios en el periodo gestacional, pero no se debe abusar de su uso. En este caso también se recomienda el acompañamiento médico.

Algunos componentes del ajo pueden afectar la calidad de la leche materna y hacer que el lactante la rechace pronto. Por eso también se recomienda su consumo bajo la asesoría médica o cuando ya se ha comprobado que no afecta la leche.

Contraindicaciones del ajo en el hombre

En el hombre el consumo excesivo del ajo puede provocar un fuerte olor corporal y halitosis cuando se come en grandes cantidades. Aunque el organismo de la mujer y el hombre son diferentes, se recomienda acudir a un experto para llevar a cabo este tipo de tratamientos y más aún cuando hay otras enfermedades o medicaciones.

Ajo para el Hombre y para la Mujer

Ajo y Limón

Propiedades del Ajo